icon

2021 será un gran año para los vehículos eléctricos, afirma Adrew J. Hawkins en The Verge. Los expertos en compra de automóviles de Edmunds esperan que las ventas en USA crezcan a 2,5% del total desde 1,9% en 2020. Eso es consecuencia de más opciones y al creciente interés de los consumidores interesados.

Connor Hoffman, en Car and Driver: "El hipercoche Aspark Owl es el primero de lo que promete el fabricante japonés de vehículos eléctricos, será una línea de hipercoches de alto precio. El Owl (búho) produce 1984 caballos de fuerza a partir de cuatro motores eléctricos, lo que afirma es un sistema de vectorización de par único y un paquete de baterías de iones de litio de 64,0 kWh con el que Aspark promete 280 millas de autonomía. La velocidad máxima declarada del Owl es de 249 mph y costará US$ 3,2 millones. La producción se limitará a 50 unidades en todo el mundo y las entregas comenzarán a mediados de 2020."

icon

Jaguar será una marca de automóviles completamente eléctricos dentro de 5 años, mientras que la marca asociada, Land Rover, tendrá 6 vehículos eléctricos para 2025, anunció la compañía británica. El 1er. Land Rover 100% eléctrico estaría disponible en 2024, dijo el director ejecutivo de Jaguar Land Rover, Thierry Bolloré, y le seguirán 5 modelos más en una ráfaga de 2 años. 

El Jaguar I-Pace ganó el premio al Auto Mundial del Año en 2019 y sigue siendo el único vehículo eléctrico de Jaguar.

icon

ubitricity ha desarrollado un cable de carga inteligente: SmartCable. El usuario lleva el contrato de electricidad móvil, vinculado al SmartCable, junto al punto de carga. Los puntos de carga tecnológicamente ajustados casi no tienen coste de funcionamiento. Se pueden instalar prácticamente en cualquier lugar: en una pared, integradas en un poste de pie o incluso integradas en mobiliario urbano como el alumbrado público. 

ubitricity ha desarrollado un cable de carga inteligente: SmartCable. El usuario lleva el contrato de electricidad móvil, vinculado al SmartCable, junto al punto de carga. Los puntos de carga tecnológicamente ajustados casi no tienen coste de funcionamiento. Se pueden instalar prácticamente en cualquier lugar: en una pared, integradas en un poste de pie o incluso integradas en mobiliario urbano como el alumbrado público.

icon

Las acciones de la unidad de automóviles eléctricos de China, Evergrande, la compañía inmobiliaria más endeudada del mundo, subieron a un récord cuando una inyección de efectivo de US$ 3.400 millones catapultó su valoración de mercado más allá de las de los fabricantes de automóviles tradicionales como Ford. El giro de Evergrande hacia los vehículos eléctricos ha coincidido con el creciente escrutinio de Beijing sobre el sector inmobiliario.

Xu Jiayin, o Hui Ka Yan en cantonés, es el fundador y presidente del desarrollador urbano Evergrande Group. Tiene más de 700 proyectos en más de 240 ciudades en China, incluidos Beijing, Shanghai, Guangzhou y Shenzhen.

icon

Ya lo admitió John Krafcik, el ejecutivo jefe de Waymo, que al igual que Google es una filial de Alphabet Inc., pero especializada en el desarrollo de vehículos autónomos. A comienzos de 2018, Waymo pronosticaba que su flota de coches autónomos sumaría unos 62.000 vehículos para diciembre de 2018. Y no sucedió. ¿Y qué sucede con los vehículos voladores que ahora parecen resultar la próxima ilusión de la industria? Toyota quería tener un servicio de taxi aéreo para 2023 ¿llegará? Ahora se suma General Motors a la competencia. Sucede que todos conocen que la industria automotriz se encuentra en una profunda reconversión: desde las propuestas a energía eléctrica de Tesla hasta los vehículos a hidrógeno de Mercedes y VW, y la promesa de Apple Car para 2024. Por lo tanto, la búsqueda está abierta para cada compañía.

La nipona NEC Corporation ha entrado en la carrera por el sistema de transporte volador de la próxima década.

icon

Baidu de China está considerando fabricar sus propios vehículos eléctricos y ha mantenido conversaciones con fabricantes de automóviles sobre la posibilidad, dijeron tres personas con conocimiento en el asunto, el último movimiento en una carrera entre empresas de tecnología para desarrollar autos inteligentes.

La carrera por los autos inteligentes la corren los grandes de la tecnología. Entre ellos se encuentran Google, Amazon, Tencent, y ahora Baidu.

icon

Luego de informar sobre un 3er trimestre sólido, las acciones de Xpeng, con sede en Guangzhou, que cotizan en Nueva York subieron un 33%. El precio de las acciones de Li Auto, que cotiza en el Nasdaq, subió un 27% el mismo día, antes de su propio informe de ganancias de hoy 13/11. Mientras tanto, Nio, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, el único de los tres fabricantes de automóviles con más de un año de historia comercial, subió un 12%.

Nio, conocido como el 'Tesla chino', ya cotiza más que General Motors y tiene tan solo 6 años de antigüedad.

icon

De acuerdo al nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con sede en Nairobi.

El transporte es el sector responsable de practicamente una cuarta parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero vinculadas a la energía.

icon

General Motors está planeando una ofensiva de autos eléctricos en China y más del 40% de sus nuevos lanzamientos en el país durante los próximos cinco años serán vehículos eléctricos dijo hoy 19/8 la compañía.

Los vehículos eléctricos de GM, muchos de los cuales serán autos de batería totalmente eléctricos, se fabricarán en China y casi todas las piezas vendrán de proveedores locales, dijo en un comunicado emitido en su evento Tech Day en Shanghai.


General Motros apunta al gigante mercado de autos eléctricos en China.

icon

La empresa de paneles y vehículos eléctricos Tesla superó un cierre de 7 semanas relacionado con la pandemia en su planta de ensamblaje de California para registrar una sorprendente ganancia neta de US$ 104 millones para el Trimestre 2. Fue el 4to. trimestre rentable, lo que lo califica para ser incluido en el índice S&P 500 de titanes corporativos. 

Gracias a sus contratos con otras automotrices, Tesla ganó dinero y ya US$ 700 millones más fueron al bolsillo de Elon Musk, el mayor accionista.