icon

5 de enero, día de mucha tensión en Venezuela. No es sorpresa que suceda justo hoy. Era predecible, luego que el país despertara con una Asamblea Nacional legítima y otra ilegítima. Suena complicado, pero así es. El Gobierno de Nicolás Maduro intenta retornar al Parlamento, mientras Juan Guaidó apela a la continuidad de los diputados electos en 2015. Pero antes, los opositores denuncian que la FNB del régimen ha rodeado la residencia de Guaidó, cuando la mayoría chavista asume la Asamblea.

El chavismo busca retomar hoy el control de la Asamblea Nacional, lo mismo que los diputados electos en 2015 de mayoría opositora, quienes pretenden continuar en funciones. Para sumar tensión a la jornada, desde el arco del opositor de Juan Guiadó denuncian hostigamiento e intimidación. Rodearon su residencia.

icon

Murió... La víctima: Waldo Santeliz. aspiraba a uno de los 277 escaños que se disputarán en las parlamentarias de diciembre en Venezuela. El diputado José Brito apuntó contra un presunto responsable: un exalcalde chavista. Curiosamente Brito, quién acusó al funcionario chavista, tiene una estrecha relación con Maduro.

Conmoción. El hecho se produjo en Trujillo, Venezuela. Waldo Santeliz, dirigente político y candidato a las elecciones legislativas fue asesinado. Acusan a un ex alcalde chavista de ser presuntamente el autor intelectual del hecho. Quien lo acusa tiene estrecha relación con Nicolás Maduro.