icon

"Muchas refinerías operadas por la compañía petrolera más grande del mundo, Saudi Aramco, han sido excluidas de su divulgación de emisiones de gases de efecto invernadero", denunciaron Akshat Rathi, Mateo Martín y Anthony Di Paola en Bloomberg Green. Según ellos, el gigante petrolero saudita comprende la huella de carbono hasta en un 50%.

La planta química de Sadara, en Arabia Saudita, una empresa conjunta entre Aramco y Dow, es excepcional por informar voluntariamente emisiones de 6,3 millones de toneladas en 2019.

icon

Ya varias veces campeón argentino y latinoamericano en motociclismo de enduro, esta vez se consagró ganador del Dakar en Arabia Saudita, un sueño que anhelaba hace mucho y trabajo con mucho esfuerzo para conseguirlo.

Para lograr obtener el primer lugar en el Dakar, el piloto se estuvo preparando desde 2016 y su sueño finalmente se convirtió en realidad, tal como Kevin lo expresó: "En un Dakar pueden pasar muchísimas cosas, estar adelante o muy atrás y viceversa. Mi sueño era ganar el Dakar y no iba a parar hasta conseguirlo. Siempre me prepare para ir en búsqueda de eso. La victoria de Honda el año pasado nos motivó para trabajar, fue un premio al desarrollo y a la inversión del equipo. Nos sacó presión, pero también todos queríamos revalidar el título". Al recordar todo el esfuerzo que hizo y las cosas que tuvo que dejar por este sueño, no pudo evitar que le cayeran lágrimas de alegría.

icon

La Meca sólo para residentes locales y con horario, quiere abrir a extranjeros desde noviembre. Un número muy pequeño y limitado de personas puso el domingo 04/10 la prenda de felpa blanca que simboliza la peregrinación musulmana y rodeó el lugar más sagrado del Islam en La Meca, luego de que Arabia Saudita levantara las restricciones al coronavirus que habían estado vigentes durante meses.

¿Quién lo ha visto y quién lo ve? Comparen las imágenes de las peregrinaciones pre pandemia hacia La Meca. El asunto es muy interesante porque, a riesgo de enojar a algunos, la verdad es que La Kaaba, el fragmento de meteorito recubierto de kiswa —tela de seda negra con caligrafías bordadas en oro con versos coránicos—, hacia el cual todos los musulmanes oran 5 veces al día, estaba desde antes que naciera Mahoma, cuando la ciudad, cuyo nombre completo es Marcaranca, que significa "Meca la Honrada", era politeista. Y cuando Mahoma se hizo monoteísta y derrotó a su propia familia y amigos, ahora enemigos, la transacción fue mantener La Kaaba como lugar sagrado porque la ciudad vivía del lugar de peregrinación.