icon

Vladímir Putin cayó en la trampa porque no se trata de afirmar que el sistema judicial ruso es independiente sino de mejorar la vapuleada imagen de Rusia, que ni el hallazgo de la vacuna Sputnik V logra mejorar. Es evidente cómo fue que los rusos perdieron la Guerra Fría, y no han 'cambiado el chip'. Alexey Navalny, figura de la oposición rusa, ha sido puesto bajo custodia luego de una audiencia judicial improvisada en la estación de policía de Khimki, cerca de Moscú. Él fue arrestado en el aeropuerto el domingo 17/01, poco después de aterrizar en Rusia. La decisión del lunes 18/01 significa que estará detenido durante 30 días a la espera de juicio. Navalny está acusado de violar los términos de su libertad condicional, luego de una sentencia suspendida de 3 años y medio que recibió en 2014. Esa condena se relaciona con un caso de fraude que involucra a la marca de cosméticos francesa Yves Rocher. 

Alexej Navalny en su vuelo de regreso a Rusia el domingo 17/01.

icon

FSB, Servicio Federal de Seguridad de la Federación de Rusia (en ruso, Federálnaya sluzhba bezopásnosti Rossíyskoi Federátsii) es el principal servicio de seguridad nacional de Rusia, y depende exclusivamente del Presidente de Rusia. Entre las funciones del FSB se encuentran la contrainteligencia y espionaje, seguridad interna y de fronteras, medidas antiterroristas y vigilancia. El FSB es sucesora del Comité para la Seguridad del Estado (KGB) de época soviética, y en que la que se desempeñó Vladímir Putin.

Los empleados del FSB, Alexey Alexandrov, Ivan Osipov y Vladimir Panyaev estuvieron involucrados en el envenenamiento del político opositor ruso Alexei Navalny, según "Bellingcat".