icon

El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, ha rechazado este 16/07 acusaciones británicas de que unos grupos de piratas informáticos, presuntamente vinculados con Moscú, trataron de robar información sobre el desarrollo de vacunas contra el coronavirus en Reino Unido, USA y Canadá. "No disponemos de información acerca de quién podría haber 'hackeado' a las compañías farmacéuticas y centros de investigación en Reino Unido. Podemos decir solo una cosa: Rusia no tiene nada que ver con estos intentos", ha declarado. También es cierto que, si no fuese así, tampoco lo dirían.

El grupo hacker APT29 habría intentado robar una vacuna para el coronavirus, según han denunciado agencias de ciberseguridad de USA, Reino Unido y Canadá. Se trataría de un intento de no solo robar información, sino también de sabotear la respuesta en estos países frente a la enfermedad. Puede que estemos más cerca de una cura contra el coronavirus; hay al menos 10 vacunas prometedoras contra el COVID-19, y hoy mismo se ha sabido que la desarrollada por la Universidad de Oxford podría estar disponible a partir del octubre.