icon

El impacto del coronavirus en la economía mundial no es cosa de chicos y la OPEP lo ha dejado entrever hoy 8/10 luego de afirmar que la demanda global de petróleo se recuperará recién a fines de la década del 2030 y para ese entonces, el crudo podría comenzar justamente a disminuirse significativamente por planes de energía verde y emisiones en reducción. Por lo tanto la predicción no queda del todo clara y por lo menos creíble.

La OPEP cambia las previsiones y dice que la demanda de petróleo se estabilizará a fines de la década de 2030. Osea, casi para el 2040.