Jueves 13.5.2021

Vacuna Oxford/AstraZeneca: la suspenden pero confirman que es segura

Más de 10 países pausaron la administración de las dosis por muertes dudosas y supuestos casos de trombosis. La OMS y la EMA aseguran que no hay peligro.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre
La OMS y la EMA insisten en que no hay evidencias para considerar riesgosa a la vacuna.

Más de 10 países pausaron la administración de la vacuna de Oxford/AstraZeneca por muertes dudosas y supuestos casos de trombosis. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aseguran que no hay evidencias para considerarla peligrosa.

 

Ayer (15-3) el Ministerio de Salud de Alemania anunció la suspensión, de acuerdo a las recomendaciones de la autoridad en materia de vacunas del país, el Instituto Paul Ehrlich. 

 

Luego se agregó Francia, a lo que el presidente Emmanuel Macron dijo: 

 

"Tenemos una guía muy simple: que la ciencia y las autoridades competentes de salud nos informen y actuar como parte de una estrategia europea". 

En la lista también están Italia, España, Países Bajos, Irlanda, Dinamarca, Noruega, Bulgaria, Islandia y Eslovenia. Fuera de Europa se adhirieron República Democrática del Congo e Indonesia. Al mismo tiempo, otras naciones como Canadá, seguirán administrándola. 

 


OMS y EMA 

 

Los últimos días comenzaron a hacerse públicos alrededor de 20 casos de trombosis y de muertes dudosas entre las 3 millones de personas que han sido inoculadas con la fórmula de AstraZeneca.  

 

Sin embargo, tanto la EMA como la OMS, insistieron en que no hay evidencias de una relación de dichos desenlaces con la propia vacuna.  

 

Hoy se mantendrán reuniones de revisión en ambos entes, aunque por ejemplo, la responsable científica de la OMS Soumya Swaminathan ya dijo que: 

 

"No queremos que la gente entre en pánico y, por el momento, recomendamos que los países sigan vacunando con AstraZeneca". 
"Hasta ahora, no hemos encontrado un vínculo entre estos hechos y la vacuna", agregó. 

Las conclusiones de la EMA se esperan el jueves, luego de que el comité de farmacovigilancia aclare si existe un vínculo entre la administración de la vacuna y las muertes, o no.  

 


Precaución y campaña de desprestigio 

 

La vacuna desarrollada entre la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca ha recibido, como la mayoría de las fórmulas para COVID-19, una fuerte campaña de desprestigio por parte de movimientos anti-vacunas y otros escépticos.  

 

Lo cierto es que ha sido la tercera autorizada en la Unión Europea después de Pfizer y Moderna. En los ensayos clínicos ha demostrado eficacia y seguridad suficientes para superar los riesgos de no utilizarla.  

 

Tanto los gobiernos como la OMS y la EMA decidieron pausar la vacunación para darle a los investigadores un margen de tiempo que les permita chequear los datos y analizar la posible asociación entre la dosis y las muertes.  

 

Es decir que la pausa no es porque las autoridades crean que tan relación exista, sino para generar confianza por parte de la población en los procesos de vacunación.

 

Plantearse dudas es lo correcto, afirman algunos. Mientras, más personas se infectan y mueren por la enfermedad que ya ha dejado un saldo mundial de 2,6 millones de decesos.