Jueves 13.5.2021

Una o dos dosis de la vacuna: puntos a favor y riesgos de ambos argumentos

Reino Unido fue el primer país que decidió aplicar una sola dosis con el fin de reducir los ingresos hospitalarios por COVID-19. Pero los ensayos originales no contemplaron esta variación y los datos de nuevos estudios son aún incipientes.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre

Reino Unido fue el primer país que decidió aplicar una sola dosis con el fin de reducir los ingresos hospitalarios por COVID-19, en diciembre del 2020. Desde aquel momento, la discusión sobre administrar una dosis por la escasez de vacunas o las dos para respetar los ensayos, sigue abierta. 

 

La mayoría de las fórmulas aprobadas requiere dos aplicaciones para lograr un nivel de protección aceptable. Tales son los casos de Pfizer, Moderna, Sputnik V, CoronaVac y AstraZeneca. 

 

La única excepción es la de Johnson&Johnson (actualmente suspendida en Estados Unidos por sospechas de asociación con una rara enfermedad de la sangre) que ha sido diseñada para administrarse de una sola vez. 

 

 

Datos disponibles

 

Los cronogramas de las vacunas se evaluaron en ensayos clínicos que involucraron a miles de voluntarios de diferentes edades, nacionalidades y condiciones. Los datos obtenidos sirvieron para determinar la seguridad y la eficacia de las fórmulas. 

 

Por lo tanto, la información actualmente disponible demuestra que las personas están protegidas con las dos dosis. Al tener solo una, no ha completado el plan y no está debidamente vacunada. 

 

No obstante, el conocimiento de otras vacunas previas a la pandemia permitió a los científicos estimar que una primera aplicación otorga un poco de protección y ayuda a disminuir los casos graves, las hospitalizaciones y las muertes.  

 

El problema es que, al modificar el régimen, no queda claro cuánta protección otorga y por cuánto tiempo.  

 

“Si se ha superado el plazo máximo para recibir la segunda dosis, puede ser necesario reiniciar la pauta de vacunación, ya que todos los datos de eficacia que tenemos están basados en un protocolo", dijo la inmunóloga Cristina Bonorino a la BBC

 

Frente a este panorama, las autoridades deben encontrar el punto entre controlar las consecuencias de la pandemia, pero respetando los datos obtenidos en ensayos. Solo de esa forma se podrán atender de forma temprana los posibles daños por las desviaciones de planes. 

 

 

El caso de Sputnik V

 

Un análisis global sobre la respuesta inmune inducida por la vacuna Sputnik V con 288 voluntarios, indica que el 94% mostró presencia de anticuerpos específicos tras recibir una sola dosis.  

 

De hecho, el estudio reveló que el 96% de las personas menores de 60 años tienen anticuerpos a los 21 días de la primera aplicación. En los mayores, esa tasa es del 89%.  

 

Ambas dosis aumentan el porcentaje al 100%, según los resultados preliminares del estudio de la Plataforma de Estudios Serológicos de la Provincia de Buenos Aires. 

 

La investigación fue coordinada por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y se llevó a cabo en siete hospitales.  

 

El trabajo también reveló que la cantidad de anticuerpos en personas previamente infectadas que recibieron una sola dosis de la vacuna Sputnik V es 4,6 veces superior a la de aquellos voluntarios sin infección previa que recibieron el esquema de vacunación de dos dosis. 

 

La líder del estudio, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora superior del CONICET, Andrea Gamarnik, dijo:

 

La vacuna Sputnik V da una respuesta inmune robusta en gran parte de los vacunados. Si analizamos al grupo con previa exposición al virus que se incluyó en el análisis, no se observó un aumento significativo en el título de anticuerpos al aplicar la segunda dosis, sugiriendo que esta población no recibiría un beneficio adicional al recibir una segunda dosis.

Falsa sensación de seguridad

 

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, dijo que más de 1,5 millones de brasileños no acudieron a recibir la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19. São Paulo es el estado en el que más se registró este fenómeno, con más de 343 mil atrasos.  

 

El caso revela otro punto peligroso de recibir la primera dosis y no completar la vacunación con la segunda: puede generar una falsa sensación de seguridad en las personas. 

 

Asimismo, pueden creer que con una sola dosis se logró la inmunidad al virus y que no pueden contagiar a otros. 

 

Sin embargo, debe recordarse que a pesar de la aplicación de una o las dos dosis, los individuos no están eximidos de los cuidados preventivos no farmacológicos: 

 

  • Distanciamiento 
  • Uso de barbijos 
  • Lavado de manos  
  • Ventilación de interiores