Jueves 13.5.2021

Sorprendentes hallazgos epigenéticos podrían predecir casos graves de Covid

Se trata de la primera investigación que asocia todo el epigenoma con los diferentes cuadros de coronavirus. Los científicos analizaron a más de 400 individuos, desde asintomáticos hasta quienes requirieron ventilación mecánica.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre
Los hallazgos podrían tener implicancias en el orden de prioridades de la vacunación COVID-19.

Luego de un año de convivir con una enfermedad desconocida, científicos descubrieron una asociación entre COVID-19 grave e indicadores epigenéticos. Los resultados se publicaron en The Lancet y podrían ser una herramienta útil para predecir quienes están en mayor riesgo tras la infección.

 

El virus SARS-CoV-2 ha causado, hasta hoy, 2.988.238 muertes, según John Hopkins University. La infección tiene un amplio espectro de manifestaciones clínicas, aunque la mayoría solo muestra síntomas leves o son asintomáticos.  

 

Los pacientes con altas tasas de mortalidad son principalmente aquellos con insuficiencia respiratoria y neumonía. En estos casos se requiere un seguimiento temprano y prolongado que compense su insuficiencia respiratoria.  

 

Las razones del variado repertorio clínico de la COVID-19 son, en gran parte, desconocidas. Solo tres factores de riesgo se han relacionado de manera consistente con la mortalidad:

 

  • sexo masculino
  • vejez
  • afecciones médicas previas, como diabetes, obesidad, hipertensión y enfermedad cardiovascular. 

Sin embargo, dentro de estos grupos existe una gran variabilidad, por lo que existe una necesidad médica insatisfecha de descubrir biomarcadores celulares y moleculares que predigan el curso clínico esperado de la enfermedad.  

 

Sobre este punto han trabajado los científicos y hallaron sorprendentes nexos entre la susceptibilidad al coronavirus y defectos congénitos de la inmunidad al interferón tipo I. 

 

 

Epigenética

 

Hasta el momento, no existía ninguna investigación que haya explorado la variación epigenética en la gravedad de la COVID-19. 

 

La epigenética es definida como el estudio de los cambios en la función genética que son heredables y que no implican un cambio en la secuencia del ADN. Es decir, es la ciencia que examina los mecanismos que regulan la expresión de los genes sin que exista una modificación en la secuencia. 

Los descubrimientos se han aplicado principalmente en el campo de la oncología para trabajar sobre cánceres de origen desconocido. 

 

En el ámbito de las enfermedades virales, se sabe que la actividad de algunos virus, como por ejemplo el VIH, está regulada por cambios de metilación del ADN.

 

Particularmente, en el caso de la COVID-19, se ha reconocido que la actividad del sistema inmunológico adaptativo, incluida la de las células B y T, es importante para la provisión de inmunidad preexistente al SARS-CoV-2. 

 

En efecto, la epigenética se vuelve un mecanismo potencialmente poderoso para determinar el peligro de desarrollo de síntomas graves.  

 

 

Biomarcadores que predicen COVID-19 grave

 

Los investigadores recogieron muestras de sangre total y datos clínicos de 407 pacientes con COVID-19 confirmado entre marzo y septiembre del 2020, de 14 hospitales de España.  

 

Se eligieron porque no presentaban comorbilidades (obesidad, diabetes, hipertensión, trastornos autoinmunes y enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares) ni tabaquismo, y eran menores de 61 años. 

 

Los participantes fueron categorizados en dos grupos: los asintomáticos o con cuadros leves y los que requirieron oxigenoterapia o ventilación mecánica. 

 

Como resultado, desarrollaron un biomarcador denominado “EPICOVID” con la capacidad de predecir el riesgo de gravedad de COVID-19. En el informe de The Lancet los autores dicen que:

 

Dada la extensión pandémica de la enfermedad, todas las acciones que podrían mejorar la atención al paciente mediante la optimización de la eficiencia de los recursos médicos y los costos son adiciones bienvenidas a nuestra cartera de pronósticos.  

Por eso, categorizar a los pacientes de acuerdo a su posible gravedad clínica también podría ayudar a reducir la morbilidad y la mortalidad.  

 

“EPICOVID” combinado con otros parámetros, puede identificar a los pacientes que requieren un seguimiento cercano y tratamientos tempranos para prevenir la progresión de la enfermedad, en la medida de lo posible. 

 

Finalmente, los científicos concluyen

 

Nuestros hallazgos también podrían tener implicaciones para la vacunación COVID-19. En estos tiempos apremiantes, donde las vacunas recientemente desarrolladas contra COVID-19 aún no están disponibles universalmente, la identificación de grupos particulares de individuos que se enferman críticamente cuando se infectan, en comparación con aquellos que experimentan síntomas leves o nulos, podría ser de gran beneficio para el público.