Lunes 19.4.2021

Origen de la Covid: tras informe de la OMS, 14 países exigen transparencia

Australia, Canadá, R. Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Letonia, Lituania, Noruega, Corea, Eslovenia, Reino Unido y Estados Unidos exigen un estudio "transparente e independiente, libre de interferencias e influencias indebidas".

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó ayer martes (30-3) el anhelado informe en el que se exponen las teorías sobre el origen de la COVID-19. Sin embargo, no arroja nuevas conclusiones sobre los mayores misterios y genera más preguntas que respuestas. En efecto, 14 países firmaron una declaración pidiendo transparencia e investigaciones independientes

 

Los 34 científicos internacionales comisionados, fueron a Wuhan a comienzos del 2021 a buscar evidencias. Pero antes y durante la misión el equipo ha expresado su incomodidad respecto a las trabas interpuestas por China.  

 

De hecho, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS, reconoció tales preocupaciones en la conferencia de prensa de ayer. Dijo que esperaba que los futuros estudios incluyeran “un intercambio de datos más oportuno y completo”. 

 

Hasta el momento, las conclusiones acerca del origen de la actual pandemia son: 

 

  • La teoría de la fuga en un laboratorio es “extremadamente improbable” para los científicos. Aunque Tedros agregó que no cree “que esta evaluación haya sido lo suficientemente amplia”. Otros críticos cuestionaron dicha afirmación como complaciente con la postura china. 
  • El virus probablemente surgió en los murciélagos antes de propagarse a los humanos a través de un animal intermedio. Pero el equipo dijo que no había suficientes pruebas para identificar la especie ni para señalar dónde se produjo el salto. 
  • El papel del mercado húmedo de Wuhan no está claro, dado que, cerca del 28% de los primeros casos tenían vínculos con dicho mercado, otro 23% estaban relacionados a otros mercados y el 45% no tenían ningún antecedente

El equipo de la OMS pidió realizar más pruebas de animales, como a los primeros casos de COVID-19 y un mayor rastreo de las vías de acceso desde las granjas a los mercados en Wuhan. 

 

Sin embargo, se estima que China no cooperará ya que hasta el momento ha intentado desviar la atención hacia otros lugares. Incluso sugirió que el virus podría haber surgido en Estados Unidos u otros países

 

 

Declaración de 14 países 

 

Luego de la publicación del informe de la OMS, 14 gobiernos firmaron una declaración pidiendo un “análisis y una evaluación transparente e independiente”. 

 

Los países son Australia, Canadá, República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Letonia, Lituania, Noruega, la República de Corea, Eslovenia, Reino Unido y Estados Unidos. 

 

Nos unimos para expresar preocupaciones compartidas con respecto al reciente estudio convocado por la OMS en China, al mismo tiempo que reforzamos la importancia de trabajar juntos hacia el desarrollo y uso de un sistema rápido, efectivo, transparente, basado en la ciencia e independiente. proceso para las evaluaciones internacionales de tales brotes de origen desconocido en el futuro. 

En la carta, declaran el apoyo a los expertos, pero aclaran que es igualmente esencial que expresemos nuestras preocupaciones compartidas de que el estudio de expertos internacionales sobre la fuente del virus SARS-CoV-2 se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos”. 

 

Los 14 firmantes exigen que el trabajo se realice “en condiciones que produzcan recomendaciones y hallazgos independientes y objetivos”. 

 

Luego argumenta que “en un brote grave de un patógeno desconocido con potencial pandémico, una evaluación rápida, independiente, dirigida por expertos y sin obstáculos de los orígenes es fundamental para preparar mejor a nuestra gente, nuestras instituciones de salud pública, nuestras industrias y nuestros gobiernos para responder con éxito a tal brote y prevenir futuras pandemias.  

 

Por eso, finaliza: 

 

Subrayamos la necesidad de un mecanismo sólido, integral y dirigido por expertos para investigar rápidamente los brotes de origen desconocido, que se lleve a cabo con una colaboración plena y abierta entre todas las partes interesadas y de acuerdo con los principios de transparencia, respeto por la privacidad y estudios científicos. Trabajaremos en colaboración con la OMS para fortalecer la capacidad, mejorar la seguridad sanitaria mundial e inspirar la confianza del público en la capacidad del mundo para detectar, prepararse y responder a futuros brotes.