Martes 11.5.2021

La variante británica es hasta un 70% más trasmisible

Una investigación publicada en el British Medical Journal reveló que la cepa B117 tiene 23 mutaciones en su código genético que le permiten propagarse más rápidamente.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre
Figura de la investigación publicada en la British Medical Journal.

Una investigación publicada hoy (10-3) en el British Medical Journal reveló que la cepa B117 tiene 23 mutaciones en su código genético.  

 

Los autores compararon las tasas de muerte entre personas infectadas con la variante británica, detectada por primera vez en septiembre de 2020, respecto a las anteriores.  

 

El resultado demostró que la letalidad es “significativamente mayor” y la trasmisibilidad es entre un 40 y 70% más alta que las cepas dominantes anteriores. 

 

Los científicos corroboraron que el Sars-coV-2 posee cambios en su código genético que le permiten al virus expandirse entre las personas más rápidamente. De hecho, se ha identificado en más de 100 países. 

 

 

Los detalles

El informe detalla que el aumento en las muertes va de 2.5 a 4.1 por cada mil casos detectados. Los científicos observaron que:

 

La B117 provocó la muerte de 54.906 pacientes con COVID-19, en comparación con 141 entre el mismo número de pacientes infectados con otras cepas.

La nueva evidencia suma argumentos para alertar a las autoridades y a las personas a extremar las medidas de cuidado. No solo en este caso, sino también respecto a variantes todavía sin seguimiento. 

 

"Junto con su capacidad de propagarse rápidamente, esto hace que B.1.1.7 sea una amenaza que debe tomarse en serio", dijo el codirector de la investigación, Robert Challen, a Reuters. 

 

En conclusión, la probabilidad de que la infección por la “VOC-202012/01” aumente el riesgo de mortalidad, es alta. Es decir que existe el potencial riesgo de una tasa de muertes más elevada respecto a los números pasados. 

 

De acuerdo al estudio, la solución implica medidas coordinadas y más estrictas por parte de las políticas de control: 

 

“La planificación de la capacidad de atención de la salud y las políticas de control nacionales e internacionales se ven afectadas por este hallazgo, con una mayor mortalidad que da peso al argumento de que se justifican más medidas coordinadas y estrictas para reducir las muertes por SARS-CoV-2".