Jueves 06.5.2021

La vacuna de Pfizer es menos efectiva contra la variante sudafricana

La investigación israelí también concluyó que el nivel de protección frente a la cepa británica es consistente. Una vez más, la ciencia demuestra que muchas fórmulas deberán modificarse a medida que el virus mute.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre

La vacuna de Pfizer para coronavirus es moderadamente menos eficaz contra la variante de Sudáfrica, aunque conserva la capacidad de neutralizar la variante británica y la cepa original del SARS-CoV-2. Así concluye una nueva investigación de la Universidad Ben-Gurion del Negev de Israel.

 

Los hallazgos fueron publicados esta semana en la prestigiosa revista Cell Host & Microbe.

 

Los científicos se interesaron en los cambios combinados de la proteína de pico del virus y continúan examinando otras variantes circulantes a medida que surgen, con el fin de identificar mutaciones potencialmente peligrosas

 

De acuerdo al investigador principal, el profesor Ran Taube, del Departamento de Microbiología, Inmunología y Genética:

 

Nuestros hallazgos muestran que las variantes futuras podrían necesitar una vacuna modificada a medida que el virus muta para aumentar su infectividad.

Junto a su equipo de científicos, el profesor Taube también comparó los niveles de anticuerpos neutralizantes después de la administración de una y dos dosis de la vacuna. Luego compararon los resultados con los niveles de pacientes que se habían recuperado de COVID-19.  

 

A partir de allí, descubrieron que los anticuerpos producidos después de las dos inyecciones son superiores a los producidos naturalmente tras la recuperación de la enfermedad en pacientes no inoculados. 

Con todo, el estudio no tomó en consideración datos clínicos, sino que se basó en el análisis de sangre extraída de pacientes inoculados. 

 

 

Otros indicadores 

 

La eficacia de una vacuna contra la COVID-19 se mide de acuerdo a varios indicadores. Por un lado, lo más básico es la prevención de la infección, pero también se considera la capacidad de prevenir síntomas graves, hospitalización y muerte. 

 

De hecho, las últimas tres condiciones son consideradas las más importantes para los expertos. 

 

Por eso, a pesar que una fórmula tenga un porcentaje de protección levemente por encima del 50% probablemente siga siendo de utilidad para controlar la pandemia y la letalidad del coronavirus.

 

La investigación en cuestión fue dirigida por el profesor Taube y Alona Kuzmina. Además, participaron Yara Khalaila, Olga Voloshin, Ayelet Keren-Naus, Liora Bohehm, Yael Raviv, Yonat Shemer-Avni y Elli Rosenberg.