Jueves 13.5.2021

La mortalidad en India podría ser 10 veces peor que las cifras oficiales

Hasta el momento, el país oriental tiene cifras de decesos más bajas que Brasil y Estados Unidos. Pero los expertos creen que los verdaderos números de pueden ser de 5 a 10 veces mayores que el recuento oficial.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre

La segunda ola de COVID-19 ha abrumado el sistema sanitario de la India, con un total de casos superior a los 18 millones. No obstante, la tasa oficial de mortalidad sigue por debajo de la de Brasil y Estados Unidos. 

 

India, por su parte, ha reportado 147.2 muertes por millón de habitantes, según el rastreador global de Reuters. La cifra se sitúa muy por debajo de la de Brasil y Estados Unidos, que reportaron 1.800 y 1.700 muertes por millón, respectivamente. 

 

Con todo, los expertos médicos creen que los verdaderos números pueden ser de 5 a 10 veces mayores que el recuento oficial.  

 

En las últimas 24 horas el país tuvo 379.257 nuevos casos y 3.645 muertes, de acuerdo al Ministerio de Salud. Sería, nuevamente, un récord diario en un solo país desde el inicio de la pandemia.  

India es el segundo país más poblado del mundo después de China, y la crisis ha abrumado a los hospitales, a los profesionales y a los suministros médicos

 

Incluso los ciudadanos vienen utilizando las redes sociales para conseguir camas y oxígeno para sus familiares enfermos. Las plazas en cuidados intensivos se desocupan y ocupan nuevamente en cuestión de minutos

 

Además, han reacondicionado hoteles y vagones de trenes para compensar la escasez de camas hospitalarias. 

 

El gobierno del primer ministro Narendra Modi, acusado de ineptitud en el control de la pandemia, apostaba a la vacunación como principal arma para prevenir una nueva ola. 

 

Pero solo un 9% de los 1.400 millones de habitantes recibió al menos una dosis desde que comenzó la campaña de vacunación en enero.

A pesar que es el mayor productor mundial de vacunas, India no tiene las reservas para los 800 millones de personas que se estima que ahora pueden recibir la inoculación (mayores de 18 años). Hasta el momento se había avanzado con los trabajadores de la salud y con personas de la tercera edad. 

 

Tras abrir las inscripciones y ampliar la elegibilidad, muchos usuarios de las redes sociales se quejaron de que no habían obtenido un turno y que el sitio web fallaba.  

 

El gobierno respondió anoche (28-4) diciendo que "el sistema funciona sin fallos". 

 

 

Ayuda internacional 

 

India espera 550 plantas generadoras de oxígeno que distintos países del mundo prometieron enviar.  

 

Ya llegaron a Nueva Delhi dos aviones de Rusia con 20 concentradores de oxígeno, 75 ventiladores, 150 monitores de cabecera y medicamentos por un total de 22 toneladas métricas. 

 

Por su parte, Estados Unidos está enviando suministros por más de $100 millones, incluidos mil cilindros de oxígeno, 15 millones de máscaras N95 y un millón de pruebas de diagnóstico rápido, dijo la Casa Blanca ayer.  

 

Además, USA habilitó el suministro para que se produzcan 20 millones dosis de AstraZeneca en India, y en mayo se comenzará también a fabricar los 850 millones de dosis para este año de la Sputnik V.  

 

 

Sepultureros las 24 horas 

 

En un nuevo récord mundial de infecciones de coronavirus diarias de todo el mundo, los sepultureros trabajaban día y noche para enterrar a las víctimas. Las cremaciones masivas se improvisaron hasta en parques y estacionamientos.  

 

Después de una semana con más de 300 mil casos diarios y el sistema desbordado, las funerarias deben trabajar las 24 horas

 

Un sepulturero de Mumbai, Sayyed Munir Kamruddin, dijo a Reuters que él y sus colegas están trabajando las 24 horas del día para enterrar a las víctimas del COVID-19. 

 

"Este es nuestro único trabajo. Conseguir el cuerpo, sacarlo de la ambulancia y luego enterrarlo", a lo que agregó que no ha tenido vacaciones desde el inicio de la pandemia. 

 

Además, declaró que su "confianza en nuestra mezquita es muy fuerte […] El gobierno no nos va a dar nada. Ni siquiera queremos nada del gobierno".