Jueves 13.5.2021

Dos muertos por minuto y los casos de Covid se siguen superando en Brasil

El país reportó ayer un pico de 2.841 decesos por coronavirus en un solo día. Al mismo tiempo, la cantidad de positivos se acerca a los 84 mil diarios en plena transición de la dirigencia de Salud y crisis de liderazgo.

ELIZABETH MAIER

@ElizabethMaierC

  • sobre
En casi todos los estados brasileños las Unidades de Cuidados Intesivos superan el 80% de su capacidad.

Dos muertos por minuto y los casos de Covid se siguen superando en Brasil. El país reportó ayer un pico de 2.841 decesos por coronavirus en un solo día. Al mismo tiempo, la cantidad de positivos se acerca a los 84 mil diarios en plena transición de la dirigencia de Salud y crisis de liderazgo. 

 

Desde el inicio de la pandemia, los números señalan más de 282 mil fallecidos y 11,6 millones de contagios. 

 

El récord de ayer (16-3) sobrepasó al último, registrado la semana pasada con 2.286 víctimas. Hasta hoy, aquel había sido el día más letal.

 

El promedio de muertes diarias también ha sido el más alto los últimos siete días y marca unos 1.894 decesos. 

 

Los contagios ya suman 11.603.535 desde el primer caso en febrero del 2020 y ayer se notificaron 83.926 nuevos casos activos.  

 

Brasil es el segundo país con más contagios y mortalidad por COVID-19 del mundo, solo después de Estados Unidos. 

El colapso ya es una realidad en varios estados del país dado que, en 24 de 27, las capacidades de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) superan el 80%. 

 

 

Crisis de liderazgo 

 

El gigante latinoamericano transita una crisis por el errante liderazgo de Jair Bolsonaro. Los 210 millones de habitantes han tenido cuatro ministros de salud desde el inicio de la pandemia. 

 

Los dos primeros cuestionaron la gestión de la crisis sanitaria por parte del presidente y se opusieron a sus medidas. El tercero era un oficial del ejército sin formación médica que ahora es investigado por presunta negligencia, que pudo haber llevado el país al colapso actual. 

 

Ahora Bolsonaro nombró al cuarto, el cardiólogo Marcelo Queiroga, alineado al presidente. 

 

"A partir de ahora, vamos a una fase más agresiva en la lucha contra el virus", dijo finalmente el mandatario. 

La variante del Sars-coV-2 surgida en Amazonas ha pueso en riesgo, no solo a la población brasileña, sino también al mundo entero. Dada su virulencia, tiene la capacidad de reinfectar a quienes sobrevivieron a la infección con otra cepa.  

 

Además, la falta de control y de medidas preventivas sitúa a Brasil como el caldo de cultivo ideal para el surgimiento de nuevas mutaciones. Los científicos temen que se estén incubando nuevas cepas más letales. 

 

"Si Brasil no es serio, entonces seguirá afectando a todo el vecindario allí y más allá", advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, a principios de marzo.