Martes 11.5.2021

Cinco acciones simples para honrar el Día de la Eficiencia Energética

El uso razonable y sustentable de la energía es uno de los caminos para lograr los objetivos del Acuerdo de París. Por eso se celebra la fecha, hace más de 20 años, cada 5 de marzo.

Por Redacción

  • sobre
La eficiencia energética no solo ayuda a reducir los costos energéticos, sino que es un instrumento clave para el alcance de los objetivos del Acuerdo de Paris y sus metas sustentables.
"La etiqueta de Eficiencia Energética es una herramienta que te permite conocer de manera rápida y fácil, el consumo de energía de los artefactos, electrodomésticos o gasodomésticos y cuál es su nivel de eficiencia energética" (Ministerío de Economía de la Nación).
Del total del consumo energético en Argentina, más del 25% es acaparado por el consumo residencial.

Hoy 5 de marzo es el Día de la Eficiencia Energética, una fecha que tiene como objetivo sensibilizar sobre la necesidad del uso razonable y sustentable de la energía.

 


La celebración se conmemora desde 1998, que fue la primera conferencia internacional sobre eficiencia energética celebrada en Australia. Allí, más de 350 expertos y líderes de 50 países se reunieron para establecer estrategias para enfrentar las crisis y dar posibles soluciones.

 


De hecho, la eficiencia energética se ha consolidado como uno de los caminos más seguros para avanzar contra el cambio climático, a través del incentivo a las renovables. 

 


De acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía, sin las mejoras que se han hecho desde el año 2000, el mundo estaría utilizando un 13% más de energía, y las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía serían un 14% más altas. 

 



Consumo residencial

 

En Argentina, según la Secretaría de Energía de la Nación, del total del consumo energético más del 25% es acaparado por los hogares. Es decir que las acciones que se lleven a cabo en este ámbito pueden representar una mejoría significativa al conjunto. 

 


Algunas acciones simples para aportar cada uno desde su lugar, son:  

 


# Realizar las tareas que requieren más luz, durante el día, aprovechando la luz natural. 

 


# Apagar las luces y los dispositivos que no se están utilizando.  

 


# Movilizarse en transporte público, bicicleta o caminando. Al usar automóviles, hay estrategias que contribuyen a la eficiencia energética, como no conducir a velocidades excesivas, ni hacer movimientos bruscos y usar el aire acondicionado a una temperatura media de 21 grados centígrados.

 


# Optar por lámparas LEDs en sustitución de las bombillas convencionales. De esta forma se puede ahorrar hasta un 80%. 

 


# A la hora de adquirir un electrodoméstico, optar por los más eficientes. La clase A de color verde sería la más eficiente y la G de color rojo, la menos eficiente. Probablemente los verdes sean más costosos, pero a largo plazo se amortigua gracias a la disminución del consumo.