Lunes 19.4.2021

10 + LEÍDAS DEL DÍA

    Los gimnasios son focos infecciosos, demuestran los CDC

    Respirar pesadamente durante la actividad física en espacios cerrados cerrados y los gritos de los profesores contribuyen a la propagación del coronavirus, de acuerdo a la investigación de los CDC. Es decir que todavía se sigue subestimando el contagio por aerosoles.

    Por Redacción

    • sobre
    Los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) debieron recordarle a los gimnasios que se apliquen la mascarilla adecuadamente y que se queden en casa si tienen síntomas.
    La mala comprensión de la importancia de la trasmisión del virus por aerosoles y la sobrestimación de la higiene de superficies, podrían explicar la falta de control en esta pandemia.

    Los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCestadounidenses demostraron que los gimnasios son focos infecciosos de COVID-19. Ayer dijeron que respirar pesadamente durante la actividad física en espacios cerrados aumenta las posibilidades de transmisión, al igual que los profesores de fitness que gritan para dar las instrucciones.

     


    Los funcionarios de salud pública describieron la facilidad de contagio que hay en estos establecimientos cuando no se utilizan las mascarillas o barbijos adecuadamente y no se respeta el distanciamiento. Los investigadores tomaron dos casos, en Honolulu y Chicago, en los que dos gimnasios funcionaron como super-propagadores. 

     


    En Chicago se identificaron 55 infecciones por coronavirus entre 81 personas que asistieron a clases de acondicionamiento físico de alta intensidad en entre agosto y de septiembre. De ellos, 22 habían asistido a las clases el día en que desarrollaron los primeros síntomas de coronavirus o al día siguiente.  

     


    El brote ocurrió a pesar de que las clases estaban limitadas al 25% de su tamaño habitual, pero se les permitió quitarse las máscaras mientras hacían ejercicio. 

     


    En el caso de Hawái, los funcionarios vincularon 21 infecciones con un instructor de fitness que enseñó en varias instalaciones y desarrolló síntomas de Covid-19 pocas horas después de sus clases. Ningún alumno usaba barbijo y todos dieron positivo, entre ellos un hombre de 46 años que debió ser hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos. 

     


    Ante estas evidencias, los CDC enfatizaron que se requiere un enfoque multifacético de seguridad en las instalaciones de acondicionamiento físico, incluida una buena ventilación, el uso correcto y constante de mascarillas, y recordatorios a los empleados y clientes que deben quedarse en casa cuando presenten síntomas. 

     


    Finalmente, dijeron que hacer ejercicio al aire libre o tomar clases virtuales de fitness podría ayudar a reducir el riesgo de infección. 

     


     

    Subestimación de los aerosoles 

     

    La apertura de los gimnasios y la falta de control sobre lo que sucede adentro responde también a la subestimación del contagio por aerosoles y la sobrestimación de la higiene de superficies.  

     


    La literatura científica ha sido concluyente respecto a este tema. Los aerosoles generados en la exhalación, al hablar, cantar, toser y estornudar, pueden estar suspendidos en el aire de un ambiente poco o no ventilado. 

     


    El aire nunca está quieto y está condicionado por las características del lugar, ya sea la temperatura, la presión, la humedad, entre otras variables. Incluso el calor puede provocar que los aerosoles fluyan por corrientes de aire.

     


    Allí se propaga el Sars-coV-2, a través de microgotas. La falta de control de la pandemia no se explica por otra causa que no sea la subestimación de estos aerosoles.  

     


    El caso que ha servido como un primer testigo de esta hipótesis ha sido el famoso ensayo de coro en Sakgit (Washington, Estados Unidos), en el que solo en dos horas una persona contagió a otras 52 cuando en el lugar había 61.  

     


    Al super-contagio no hubo manera de explicarlo si no es por la ruta del aerosol.