Martes 11.5.2021

Migraciones: Derogan decreto de Macri sobre extranjeros con antecedentes penales

Punto final a la política migratoria de Macri. El Gobierno derogó el decreto que imponía controles más férreos para evitar el ingreso y permanencia de extranjeros con antecedentes penales en el país. Qué decía el decreto de Macri y cuál fue la justificación de Alberto Fernández para dar marcha atrás a esta medida. La explicación.

Por Redacción

  • sobre
Con la derogación del decreto, Alberto Fernández eliminó los controles impuestos durante el Gobierno de Mauricio Macri para evitar que delincuentes extranjeros operen en el país. Foto: Télam
Patricia Bullrich, exministra de Seguridad: "El presidente (Alberto Fernández) le manda un mensaje a los delincuentes y a los narcos. Al gobierno no le alcanzó con liberar presos propios. Ahora, pretende que personas con antecedentes puedan entrar libremente a delinquir en nuestro país". Foto. Télam

El Gobierno de Alberto Fernández derogó el decreto de Mauricio Macri que modificaba la Ley de Migraciones. Se trata del Decreto 70/2017 que endurecía el ingreso y permanencia de extranjeros con antecedentes penales en el país.

La nueva medida fue detallada en el Decreto 138/2021 publicado este viernes 05/03 en el Boletín Oficial.

El decreto de Macri

El 30 de enero de 2017 salió publicado el decreto migratorio de Macri.

En dicha norma, se dispuso la creación de un "Procedimiento migratorio especial sumarísimo" que permitía negar el ingreso y expulsar delincuentes más rápidamente.

Según el decreto no podrían ingresar a la Argentina, las personas que presenten documentación falsa u omitan informar sobre sus antecedentes penales.

Tampoco, los que cumplan condena o tengan antecedentes nacionales o internacionales, "por delitos que merezcan según las leyes argentinas penas privativas de libertad" o "delitos de tráfico de armas, de personas, de estupefacientes, de órganos o tejidos, o por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas".

Asimismo, se negaba el ingreso al país a quienes estuvieron involucrados en actos de terrorismo, crímenes de guerra, de lesa humanidad o promuevan la prostitución.

 Las mismas causas -dice la norma- serían utilizadas para cancelar las residencias que se hubiesen otorgado "cualquiera fuese su antigüedad".

Los números

No es dato menor que, en el decreto de Macri se justificaban los controles tras las siguientes cifras:

"La población de personas de nacionalidad extranjera bajo custodia del Servicio Penitenciario se ha incrementado en los últimos años hasta alcanzar en 2016 el 21,35% de la población carcelaria total". 

La norma también destacaba que, para ese momento, los extranjeros representan apenas el 4,5% de la población de Argentina. Pero, al analizar exclusivamente la cantidad total de personas detenidas por narcotráfico, la cifra de extranjeros sube "al 33%".

La explicación de Alberto Fernández

Ahora bien, la explicación del Gobierno de Alberto Fernández para dar marcha atrás al decreto que modificaba la Ley de Migraciones, quedó expresada en el decreto 138/2021.

Ahí se indica que, el anterior decreto modifica “aspectos sustanciales” de la Ley de Migraciones “que resultan irreconciliables con nuestra Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos".

Y agrega: "Entre los que cabe mencionar la violación al principio del debido proceso, al derecho a contar con asistencia y defensa legal, la restricción a un control amplio y suficiente del poder judicial sobre los actos de la autoridad administrativa”.

"Se agravó exponencialmente la litigiosidad en materia migratoria", continúa.

En ese sentido se creó la Dirección Nacional de Migraciones, organismo descentralizado actuante en la órbita de la Secretaría de Interior del Ministerio de Interior, la Comisión Asesora de Política Migratoria, la que tendrá a su cargo proponer medidas no vinculantes relacionadas con la aplicación y actualización de la Ley de Migraciones N° 25.871.