Jueves 13.5.2021

Confirmación de identidad descentralizada, un avance

Interesante elección hizo Azure Active Directory al elegir como partner a VU Security en la confirmación de la identidad personal de usuarios.

Por Redacción

  • sobre
La función de identidad descentralizada digital es una innovación que promete reestructurar por completo el paradigma actual ya que proporciona a los usuarios la propiedad y control de su identidad digital.

Desde abril, Azure Active Directory, el servicio de administración de identidades y accesos de Microsoft, confirma la identidad de los usuarios en cuestión de minutos y sin recopilar datos personales, reconociendo la identidad digital pertenece a cada persona y no a un tercero.

 

La decisión, que posibilita que sean las personas las que decidan cómo, cuándo y a quién dan sus datos de identidad digital, se implementó mediante un sistema llamado Identidad Digital Descentralizada, desarrollado por VU Security, una compañía de ciberseguridad enfocada en prevención de fraude y protección de identidad.

 

VU fue fundada por Sebastián Stranieri en 2007, con el objetivo de prevenir el fraude electrónico, y su 1er. cliente fue Credicoop.

 

La Identidad Descentralizada es el núcleo de las credenciales verificables de Microsoft Azure Active Directory (Azure AD), que se fundamenta en la idea de que la identidad digital pertenece al ciudadano y, por lo tanto, ellos son quienes deciden a quién o dónde quiere dar acceso a sus datos a través de credenciales verificables que lleva en su dispositivo móvil.  

 

Sin embargo, le concede a los individuos un mayor control sobre el acceso a la información que conforma su identidad digital, que es de uso permanente en el trabajo, en la casa y en todas las aplicaciones, dispositivos y servicios con los que interactúan cotidianamente.

 

“Se trata de una función con impacto global que modifica el ecosistema de identidad digital y empodera a los ciudadanos. Ya no es un banco, un hospital o un servidor el que tiene potestad y control de la identidad, sino que es el propio usuario el propietario de sus datos”, afirma Sebastián Stranieri.

 

El nuevo modelo de identidad se basa en la tecnología blockchain, en la que los usuarios tienen el control de la gestión de los permisos de uso de sus datos, por lo que es más seguro que depender de sistemas centralizados para su gestión y funciona a través de diferentes credenciales que pertenecen al usuario. 

 

Al crear una cuenta -sea ésta laboral, académica, etc.-, el usuario obtiene una credencial que está asociada al conjunto de datos que fueron parte del proceso de alta y que se inserta en la blockchain. 

 

A través de tecnología desarrollada por VU, el usuario escanea un ID y se toma una selfie para generar las credenciales verificables en la aplicación Microsoft Authenticator, que luego utilizará para demostrar su identidad frente a distintos organismos.

 

La nueva solución permite a las organizaciones verificar una amplia variedad de atributos, como documentos y datos electrónicos, al tiempo que da a los individuos un mayor control sobre el acceso a su información.

 

La identidad descentralizada cobra mayor relevancia en el contexto actual por su universalidad.

 

Es decir, la oportunidad que brinda a múltiples organizaciones y gobiernos en todo el mundo de compartir un mismo lenguaje tecnológico, que permite, a su vez, simplificar las operaciones y acercar los ciudadanos a los organismos gubernamentales. Esto puede ser particularmente importante cuando se habla de pasaportes sanitarios o certificados de vacunación. También, cuando el debate en todo el mundo sobre la protección y privacidad de los datos se profundiza.