Lunes 19.4.2021

La segunda ola de los e-commerce: la economía digital crece cada vez más

Debido a la pandemia, muchos sectores se adaptaron al ecosistema digital. Ahora, con la segunda ola, los e-commerce tienen cada vez más oportunidades. Mirá cómo tu emprendimiento o marca puede ser parte del éxito del comercio electrónico.

ROCÍO ALESSI

  • sobre

 

El impacto de la pandemia en el mercado digital

 

Con la irrupción del coronavirus en el mundo cambiaron varios hábitos de la sociedad.

 

Así como el teletrabajo y la educación virtual pasaron a formar parte de la “nueva normalidad”, las compras migraron al mundo digital.

 

Un estudio realizado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) y Kantar, la empresa de investigación de mercado, mostró que algunas actividades en internet "se están realizando más que hace seis meses".

 

Las operaciones bancarias en línea aumentaron un 58% y el consumo de contenido de entretenimiento on demand un 48%.

 

Con respecto a las compras de productos, el pedido de comida por internet subió un 43% y la compra de alimentos y bebidas un 34%.

 

Estos números reflejan que la situación sanitaria actual dejó una profunda huella en la economía digital, que ahora pasó a ser protagonista.

 

Una brecha que no existe en el comercio electrónico

 

Uno de los puntos más llamativos de las nuevas prácticas online, es que el e-commerce dejó de ser un hábito sólo de los sectores más ricos.

 

Este se convirtió en un espacio del que todas las clases socioeconómicas quieren ser parte, eso incluye a las bajas.

 

Esto significa que hay una apertura del mercado a todas las clases y sectores.

 

El consumidor

 

Con la situación actual y la presencialidad cada vez más acotada, aparecieron nuevos compradores en internet.

 

En el marco de un Webinar organizado por CACE, Matteo Ceurvels de eMarketer, dijo:

 

Pronosticamos que 13.2 millones de consumidores en América Latina fueron compradores primerizos en 2020.

Particularmente en Argentina, CACE asegura que el año pasado se incorporaron 1.284.960 compradores, sumando un total de 20.058.206.

 

Esto se explica, no solo por la incorporación de otros sectores sociales al espacio, sino también por el hecho de que la economía digital abrió su rango etario.

 

Si bien es cierto que los adultos están cada vez más familiarizados con la tecnología, antes de que el Covid-19 llegara a sus vidas, estos preferían ocuparse personalmente de varios asuntos como son las compras.

 

Sin embargo, en los últimos meses se vio que consumidores de 45 años y más comenzaron a participar en los marketplaces, junto con los jóvenes de entre 18 y 20 años.

 

Los celulares y dispositivos móviles se convirtieron en los soportes por excelencia de los compradores, lo que significa un desafío de las marcas y los sitios que deben adaptar su diseño.

 

Todas estas nuevas actualizaciones en el espacio digital impactaron positivamente en compañías como “Mercado Libre”, que mostró cifras que reflejan un crecimiento sin precedentes.

 

Nuevos intereses

 

Así como el turismo, uno de los principales sectores de la industria, tuvo su peor momento, hay otros rubros que crecieron exponencialmente y que compensaron esa caída. 

 

Tecnología, alimentos, electrodomésticos, artículos de limpieza, entretenimiento y otras categorías comenzaron a encabezar las operaciones.

Con la crisis y el encierro, la prioridades cambiaron y las conductas de compra también.

 

Los marketplaces en su mejor momento

 

Sin dudas, uno de los grandes líderes de América Latina es Mercado Libre.

 

Con la llegada de la pandemia, los productos más solicitados de la plataforma eran elementos de salud y equipos médicos.

 

Mercado Libre

Según eMarketer, estas categorías presentaron un crecimiento del 300% entre el 24 de febrero y el 3 de mayo de 2020.

Bienes de consumo masivo y alimentos, artículos para el hogar, muebles y jardín, y elementos de entretenimiento y fitness también empezaron a ser de los más demandados.

 

La buena posición de Mercado Libre puede llevar a muchos a preguntarse ¿qué ocurre con el resto de los espacios? ¿cómo hacen para avanzar? ¿puede aparecer un nuevo competidor?

 

Con respecto a esto, Ceurvels asegura que, aunque la empresa acapara una gran parte del mercado digital, hay muchas oportunidades para crecer.

 

En la misma línea dice que si bien los marketplaces pueden ser una buena alternativa, por ejemplo para las pymes, esta “no es la única opción de mercado disponible”.

 

Cada empresa, marca y producto debe evaluar lo que necesita en función de sus recursos y su plan de crecimiento.

 

La segunda ola como una oportunidad de crecimiento

 

En 2020, América Latina se convirtió en la región de comercio electrónico de más rápido crecimiento en el mundo.

 

El hecho de que el 2021 continuará siendo un año atípico, sumado a que la pandemia dejó una marca profunda en las actividades en internet, hace que el comercio electrónico siga creciendo.

 

Desde eMarket esperan que el número de compradores digitales de la región aumente a 207.5 millones.

 

Además, que a nivel mundial, más de la mitad de los consumidores realicen, por lo menos, una compra este año.

 

El uso de redes sociales será la principal actividad de los usuarios este año, por lo que aparecer en ellas será de mucha ayuda para las marcas y los espacios de venta.

 

Tienda de Instagram

 

En Instagram, Whatsapp y Facebook circulan los potenciales compradores.

En la misma línea, Matteo Ceurvels explicó algunas estrategias para que los consumidores lleguen al comercio digital.

 

Para empezar, habló de perfeccionar la experiencia móvil, siendo este el dispositivo estrella y de localizar los mensajes, adaptarlos para los consumidores a los que se apunta.

 

Estar presentes en los marketplaces es una gran alternativa, sitios como el de Mercado Libre vienen incrementando su crecimiento.

 

Por otro lado, tanto eMarket como CACE recomiendan la participación en campañas de descuento reconocidas como los hot sales, que requieren una baja inversión y pueden impulsar a los productos.

 

Finalmente, involucrar a la marca en causas sociales y ofrecer productos sustentables son puntos que pueden resultar a favor, no solo porque logran captan la atención del consumidor, sino también porque hacen un aporte a la sociedad.

 

Sin dudas, aunque estas recomendaciones pueden ayudar, el éxito del e-commerce ya es una realidad.