Martes 11.5.2021

Apenas una lágrima por la muerte móvil de LG y Xiami y Moto prenden motores

La surcoreana LG deja un vacío que marcas como Motorola y TCL están posicionadas para llenar.

Por Redacción

  • sobre
Velvet fue la última esperanza de LG.

Finalmente los rumores de la salida de LG del negocio de los teléfonos inteligentes fue confirmada. 

 

Cuando esto sucedió, Avi Greengart, ex analista de tecnología de consumo y presidente de Techsponential, dijo que l tendencia fue la nostalgia:

 

“No veo que mucha gente diga '¿Qué voy a hacer para reemplazar mi LG G8X ThinQ?'. Lo que yo recibo es: 'Ah, mi primer teléfono fue un teléfono plegable LG, era duradero y confiable, y me encantó'”.

Allison Johnson escribió en The Verge:

 

"Como alguien que pasó muchos años cubriendo el mercado de las cámaras digitales, es un momento muy familiar para mí. Lamentamos la pérdida de la marca que nos dio nuestro 1er. teléfono plegable o nuestra 1ra. cámara con un tweet y un emoji de corazón roto. Pero, sinceramente, nos mudamos hace mucho tiempo, al igual que la mayoría del resto de la población que compra teléfonos o cámaras."

La caída

 

Desde 2016, cuando LG introdujo el G5 modular, la situación ya parecía complicada para los surcoreanos.

 

El fracaso del ecosistema LG en despegar perpetuó años de pérdidas para la división móvil. 

 

Sin dudas que todo lo que estaba en disputa ameritaba una reacción más dinámica

 

En 2020, el negocio de los teléfonos inteligentes registró una pérdida operativa de US$ 750 millones durante el año; luego, la compañía prometió “revisar de cerca la dirección del negocio”.

 

Si bien la mayoría de los consumidores pueden continuar su vida, quedan grietas en el mercado cuando una Kodak o un LG lo abandonan, dice Ryan Reith, vicepresidente de programas de la división Mobile Device Tracker, de la consultora IDC. 

 

Dice que hasta 2020, LG todavía tenía cerca del 10% de participación de mercado en USA.

 

En particular, la empresa todavía tenía una sólida presencia en el negocio de los dispositivos prepagos. 

Es un nicho voraz y habrá carnicería por la herencia.

 

De Xiaomi a Samsung y Motorola

 

Greengart: “La verdadera pregunta es si los operadores de USA invitarán a una nueva marca, por ejemplo Xiaomi". 

 

Allison Johnson: "Sus modelos Redmi y Poco podrían ser buenos candidatos, con un enfoque en brindar funciones de alta gama y un rendimiento sólido a teléfonos asequibles."

Greengart señala que OnePlus ya tiene un pie en la puerta con Metro by T-Mobile, su submarca de prepago. 

 

Samsung ya ha anunciado que apostará por el recambio a favor de 2 de sus teléfonos de la serie A, menos costosos, el A02 y el A12, utilizando marcas prepagas como Cricket y Metro.

 

En cuanto al mercado de menos de US$ 300 en general, no hay escasez de marcas listas para saltar, comenzando por Motorola y TCL, dice Reith. 

 

Motorola ya está bien posicionada para captar clientes latinoamericanos de LG, que representaban 30% de su negocio de telefonía móvil. 

 

The Verge: "Uno de los últimos dispositivos más vendidos de LG es el Stylo 6, y su único competidor, el Moto G Stylus, es francamente un teléfono mejor."

TCL también está ansioso por poner sus propios dispositivos de marca en manos de más consumidores. 

 

Reith dice que más compradores estadounidenses se han familiarizado con TCL a través de su negocio de televisores smart. 

 

No subestimar

 

En el segmento premium que le pudo quedar a LG en algún momento, Samsung y Apple son los que saltarán sobre los tenedores de la serie S21. 

 

"El mercado es Apple y Samsung en USA", dice Greengart. "Si estaba concentrado antes, hoy está aún más concentrado".

Sin embargo, de manera realista, el mercado ya había hablado. 

 

Los esfuerzos de LG por lograr diseños audaces e inusuales en el espacio premium nunca tuvieron éxito y fueron serios problemas para el negocio. 

 

Por ejemplo, LG Wing. "Para idear un diseño como ese ... se necesita tanto dinero para I + D, que cuando lo publicas y solo vendes miles de unidades, no cientos de miles, sino miles de unidades, es una gran, gran pérdida".

 

Es evidente que LG subestimó el negocio de los móviles.

 

Es especial, cómo se compite en cada segmento.

 

Los dispositivos premium de LG pueden haber sido interesantes y únicos, pero el mercado opinó que podía prescindirse de la marca.

 

Nada es más inapelable que cuando el mercado juzga prescindible a una marca. 

 

Todo un mensaje por más que quede la melancolía por el viejo teléfono plegable.