Lunes 19.4.2021

10 + LEÍDAS DEL DÍA

    Todos queremos una e-Bike

    Por Redacción

    • sobre
    Vanmoof, la empresa que construye bicicletas eléctricas imitando el modelo de negocios de Tesla

    El director y creador de Tesla, Elon Musk, demostró que es posible tener una empresa exitosa que tenga como prioridad reducir al mínimo las consecuencias medioambientales de sus productos. En este contexto, compañías de todas partes del mundo se suman a la tendencia de crear productos, como las bicicletas eléctricas, para que la contaminación de los transportes diarios de sus clientes sea la menor posible. 

     



    Una nueva alternativa: las bicicletas eléctricas. 

     


    En contexto de pandemia quedó en evidencia que el transporte público podría ser uno de los lugares menos adecuados para escapar del Covid-19: suelen reunir miles de personas, mantener el distanciamiento social se vuelve muy difícil y la ventilación suele ser nula.

     


    Por esta razón, miles de personas alrededor del mundo empezaron a buscar nuevas alternativas para moverse por las ciudades y, en esta búsqueda, se pusieron algunos factores en juego como la idea de reducir el daño medioambiental de los transportes usados. 

     


    Las bicicletas eléctricas se presentan como la solución perfecta para esta búsqueda y las cifras de sus ventas en el último año hablan por sí solas.   

     


    Vanmoof: la “Tesla holandesa” especializada en bicicletas eléctricas 

     


    Taco Carlier es el dueño de Vanmoof, una empresa holandesa fundada en 2009 que, a diferencia de miles de compañías que se vieron afectadas por la pandemia del coronavirus, en 2020 experimentó su año de mejores ventas. 

     


    En abril del año pasado, esta empresa que fabrica bicicletas eléctricas, lanzó un nuevo modelo de alta tecnología y en sólo tres semanas vendió más de 10.000 unidades alrededor del mundo.

     


    “Creo que este es el comienzo de una revolución. Gracias a las e-Bikes, el número de ciclistas va a aumentar. Ya lo estamos viendo en ciudades como San Francisco y Londres”, explicó Carlier en diálogo con Business Insider. 

     


    La compañía, que se ve a sí misma como la “Tesla de e-bikes”, aplicó la misma estrategia que había utilizado Elon Musk en 2006: entró en el mercado como un producto al que un grupo selecto de personas podían acceder y luego se insertaron en mercado de masas mediante la economía de escala para promover así la movilidad eléctrica. 

     


    Esta no es la única similitud que tienen las empresas: las e-bikes de Vanmoof imitan la estética futurista de la empresa de Silicon Valley y se convierten así en computadoras sobre ruedas que se adaptan a las preferencias de sus conductores. 

     


    En los últimos modelos, por ejemplo, cuentan con una palanca de cambios y el sonido de advertencia de la campana que se pueden ajustar a través de una aplicación del celular; los dueños pueden bloquear y desbloquear la bicicleta, tiene una pantalla que muestra el nivel de batería y un mecanismo de rastreo para encontrar el vehículo en caso de que sea robado.

     


    Heidelberg, Alemania: una ciudad donde los autos no son bienvenidos.

     


    Heidelberg forma parte de “C40 Cities”, una red de ciudades comprometidas a impulsar acciones significativas, medibles y sostenibles para revertir el cambio climático. 

     


    En esta ciudad alemana, el alcalde Dr. Eckart Würzner toma toda clase de medidas para reducir la huella de carbono de sus habitantes, por ejemplo, los residentes que abandonan sus autos tienen el beneficio de usar el transporte público de manera gratuita por un año.

     


    Además, en este último año compró autobuses impulsados por hidrógeno y se encuentra en la construcción de nuevas bicisendas para que los ciclistas puedan atravesar las zonas más recurridas sin tener que competir por espacio con los vehículos a motor. 

     


    En este contexto, la compra de vehículos eléctricos es alentada por parte del gobierno: a quienes elijan comprar un auto o e-bike se le otorga un subsidio de 1000 euros (1200 dólares) y hasta un extra de 1000 euros más si instalan una estación de carga. 

     


    E-bikes en Argentina

     


    En Argentina tambien existe un proyecto de fabricación de bicicletas eléctricas que se viene incubando desde 2019 pero que, debido a la pandemia, cobró impulso a mediados del año pasado.

     


    El objetivo de producción para el primer año de su implementación es de alrededor de 10.000 bicicletas eléctricas, con un mínimo del 38% de integración de partes de producción nacional.

     


    Según reveló el medio Ámbito Financiero en diálogo con el director ejecutivo de CIMBRA (Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines), Daniel Tigani, se definió que la integración de partes nacionales comprenderá cuadro, horquilla, ruedas y baterías nacionales. También se estimó que el valor de las bicicletas eléctricas rondará los 500 y 900 dólares.